El calumniador (diablo)

Diablo es una de aquella palabras, que nadie se ha molestado en traducir jamas. Una de aquellas palabras, que han sido víctimas de las tradiciones de las organizaciones religiosas y que ya casi nadie recuerda su autentico significado.

Cuando decimos “diablo” sabemos muy bien a que, o a quien nos referimos. Estamos hablando del enemigo, el padre de la mentira, el dragón y la serpiente antigua. Sabemos también lo que dice la Biblia acerca de él, sus demonios, su propósito y la amenaza que él supone para la salvación del mundo. Él es el que lucha día y noche sin cesar contra todo lo que es bueno para intentar engañar hasta la asamblea del Dios vivo. Pero, ¿sabías que la palabra no es en realidad un nombre, sino un adjetivo con significado propio?

En el idioma original del Nuevo Testamento, el griego clásico, “diablo” se escribe como διαβολος (diabolos). Por ejemplo en Lucas 4:3,4

Entonces el diablo le dijo: «Si eres hijo de Dios, di á esta piedra que se haga pan ». Y Jesús respondiéndole, dijo: «Escrito está, que no con pan solo vivirá el hombre, mas con toda palabra de Dios ».

Καὶ εἶπεν αὐτῷ ὁ διάβολος, Εἰ υἱὸς εἶ τοῦ Θεοῦ, εἰπὲ τῷ λίθῳ τούτῳ ἵνα γένηται ἄρτος. Καὶ ἀπεκρίθη Ἰησοῦς πρὸς αὐτὸν, λέγων, Γέγραπται, Ὅτι οὐκ ἐπ᾽ ἄρτῳ μόνῳ ζήσεται ὁ ἄνθρωπος, ἀλλ᾽ ἐπὶ παντὶ ῥήματι Θεοῦ.

Como podemos ver, la palabra original se parece mucho a la española y esto es porque en vez de ser traducida, ha sido transliterada. Y las transliteraciones no deberían usarse para adjetivos, porque así se pierde el significado de estos. Si abrimos un diccionario griego-español y buscamos διαβολος veremos los siguientes significados: calumniador, detractor. También podríamos mirar las palabras con la misma raíz como διαβολή – desavenencia, desacuerdo, acusación falsa, calumnia; o διαβόλως – con malevolencia, calumniosamente.

Y además del hecho de que diablo no es un nombre, también se puede observar en el Nuevo Testamento el uso de διαβολος como descripción de personas. De las 36 ocurrencias de la palabra, hay 4 casos en los que el autor no se refiere al adversario. Son los siguientes:

El primero está en 1 Timoteo 3:11 donde habla de cómo deben ser las mujeres.

Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, templadas, fieles en todo.

Γυναῖκας ὡσαύτως σεμνὰς, μὴ διαβόλους, νηφαλέους, πιστὰς ἐν πᾶσι.

Es exactamente la misma palabra, solo que en plural femenino. Y si aquí consideran necesario traducirla como calumniadoras o detractoras, es injusto no hacerlo en toda la Biblia. Si no, aquí debería poner ”… no diablas…”. Y si esto os parece una estupidez (que lo es), entonces hay que traducir bien.

Seguimos con 2 Timoteo 3:3.

… sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno,

… ἄστοργοι, ἄσπονδοι, διάβολοι, ἀκρατεῖς, ἀνήμεροι, ἀφιλάγαθοι,

Aquí habla de los últimos tiempos y de las malas cualidades de los hombres.

Otro caso muy parecido al primero en Titus 3:3

Las ancianas, asimismo, tengan una conducta santa, no calumniadoras, no dadas á mucho vino, maestras de lo bueno…

Πρεσβύτιδας ὡσαύτως ἐν καταστήματι ἱεροπρεπεῖς, μὴ διαβόλους, μὴ οἴνῳ πολλῷ δεδουλωμένας, καλοδιδασκάλους…

Y por últimos tenemos un pasaje en Juan 6:70 en el que Jesús habla de Judas justo después de que los doce declararon su deseo y necesidad de quedarse con él. Dice así:

Jesús le respondió: ¿No he escogido yo a vosotros doce, y uno de vosotros es calumniador?

Ἀπεκρίθη αὐτοῖς ὁ Ἰησοῦς, Οὐκ ἐγὼ ὑμᾶς τοὺς δώδεκα ἐξελεξάμην, καὶ ἐξ ὑμῶν εἷς διάβολός ἐστιν;

Aunque en la mayoría de las Biblias españolas en este versículo está escrito “uno de vosotros es diablo”, el texto original claramente usa la misma palabra como para las ancianas o los hombres malvados en los últimos tiempos. Y el texto empieza a entenderse más fácilmente.

Alguno podría preguntar ¿por qué es esto importante? ¿Importa tanto si es el diablo o el calumniador? Si, importa. Yo creo, que es vital para el entendimiento de lo espiritual, porque esta es su naturaleza. Si la Biblia usa este adjetivo para referirse al calumniador tantas veces (mas que cualquier otro), por algo será. De esta forma Dios describe el rasgo más definitorio del enemigo y nos ayudar a estar atentos y evitar sus trampas. Él no es simplemente el diablo, un ser maligno, pero un tanto indefinido. No. Él es el calumniador, el que hace falsas acusaciones. Este es, en realidad, su principal modo de actuar. De esta forma incluso, entró el pecado en el mundo – con una serie de falsas acusaciones contra Dios. Vamos a leerlo.

Génesis 3:1-5

Mas la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: «¿Conque Dios os ha dicho: «No comáis de todo árbol del huerto»?» Y la mujer respondió á la serpiente: «Del fruto de los árboles del huerto comemos; Mas del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, porque no muráis». Entonces la serpiente dijo a la mujer: «No moriréis; Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal».

1. ¿Es cierto que Dios os ha prohibido comer de todos los arboles en el huerto? Sabiendo muy bien que esto es mentira, él acusa al Señor haberles prohibido comer de los frutos de cualquier árbol.

2. No, no, esto es mentira, Dios os lo ha prohibido, porque no quiere que seáis como él. Inmediatamente después, el calumniador acusa falsamente de nuevo a Dios de que les ha prohibido comer del árbol no por su propio bien, sino porque es egoísta, quiere guardar para sí el conocimiento del “bien y el mal” y no quiere que ellos también sean “dioses”.

Y esto es lo que consigue engañar a Adán y Eva y por consecuencia traer el pecado en el mundo – las falsas acusaciones del calumniador. Y esto es lo que él siempre ha hecho y sigue haciendo hoy en día. Estas calumnias pueden ser contra Dios directamente, contra otras personas, o incluso contra nosotros mismos. Y si uno no esta preparado, puede caer gravemente, por lo que es muy importante tener el conocimiento de que él no tiene el nombre de “diablo”, sino que es el calumniador, para poder tomar las medidas necesarias para que nuestro corazón siga en la verdad.

Deja una respuesta