Mateo

Libro del origen de Jesús el Ungido, el hijo de David, el hijo de Abraham. Abraham engendró a Isaac; é Isaac engendró a Jacob; y Jacob engendró a Judas y a sus hermanos; y Judas engendró de Thamar a Fares y a Zara; y Fares engendró a Esrom; y Esrom engendró a Aram; y Aram engendró a Aminadab, y Aminadab engendró a Naasón; y Naasón engendró a Salmón; y Salmón engendró de Rajab a Booz, y Booz engendró de Rut a Obed y Obed engendró a Jesé; y Jesé engendró al rey David; y el rey David engendró a Salomón de la mujer de Urías; y Salomón engendró a Roboam; y Roboam engendró a Abía; y Abía engendró a Asa; y Asa engendró a Josafat; y Josafat engendró a Joram; y Joram engendró a Ozías; y Ozías engendró a Joatham; y Joatham engendró a Achâz; y Achâz engendró a Ezeqías; y Ezeqías engendró a Manasés; y Manasés engendró a Amón;…

El calumniador (diablo)

Diablo es una de aquella palabras, que nadie se ha molestado en traducir jamas. Una de aquellas palabras, que han sido víctimas de las tradiciones de las organizaciones religiosas y que ya casi nadie recuerda su autentico significado. Cuando decimos “diablo” sabemos muy bien a que, o a quien nos referimos. Estamos hablando del enemigo, el padre de la mentira, el dragón y la serpiente antigua. Sabemos también lo que dice la Biblia acerca de él, sus demonios, su propósito y la amenaza que él supone para la salvación del mundo. Él es el que lucha día y noche sin cesar contra todo lo que es bueno para intentar engañar hasta la asamblea del Dios vivo. Pero, ¿sabías que la palabra no es en realidad un nombre, sino un adjetivo con significado propio? En el idioma original del Nuevo Testamento, el griego clásico, “diablo” se escribe como διαβολος (diabolos). Por ejemplo en Lucas 4:3,4 Entonces el diablo le dijo: «Si…